En todos los procesos productivos de nuestra empresa se lleva un control de la trazabilidad. Desde la recepción de aceituna (donde se controla la finca de procedencia), pasando por las líneas de molturación, lotes de almacenamiento en bodega y lotes de filtrado y envasado. De esta forma se puede seguir el rastro del producto alimenticio a través de todas las etapas de producción y distribución, tanto hacia delante como hacia atrás. De esta forma garantizamos que nuestro producto llegue en óptimas condiciones a nuestros clientes. Y si hubiera algún problema, detectar con absoluta rapidez y eficacia el lote objeto del problema para encontrar la solución más adecuada en cada caso. Para terminar decir que nuestro máximo objetivo es LA CALIDAD Y LA SATISFACCIÓN DE NUESTROS CLIENTES.